Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina

domingo, 13 de marzo de 2011

"Mitos y verdades sobre el sismo y su relación con el fin del mundo"

Diez claves para no alarmarse
Por Luciana Diaz / Martín de Ambrosio
Cada vez que se produce un fenómeno natural devastador aparecen versiones apocalípticas para intentar explicarlos. Qué dice la ciencia.
1 ¿Es normal la sucesión de terremotos de gran magnitud en poco más de un año?
Según el U.S. Geological Survey (USGS), que depende del Departamento del Interior del gobierno norteamericano y se especializa en estudios geológicos, el planeta sufre un promedio de un sismo de grado 8 o más cada año. Lo cierto es que los expertos destacan que hay épocas de mayor actividad sísmica que otras y que el movimiento de las placas tectónicas de la Tierra es permanente. Así, anualmente se registran unos 17 sismos de entre 7 y 7.9 grados y 134 de entre 6 y 6.9 grados.
2 ¿El planeta está enfrentando una “epidemia” de sismos?
No. De acuerdo al USGS, la cantidad de grandes sismos (de 6 grados o más) ha permanecido relativamente constante en la última década. Los especialistas explican que la percepción de este aumento de terremotos más graves se debe en gran medida a que creció la densidad de población en zonas sísmicas, algo que muchas veces no se acompaña de construcciones resistentes. Por otra parte, el avance de las comunicaciones hace que todo el planeta se entere al instante de lo que ocurrió en cualquier lugar del globo, algo que antes no ocurría.
3 ¿Los movimientos sísmicos y los tsunamis son originados por la actividad humana?
Hasta ahora no hay evidencia de que la actividad del ser humano, incluso los ensayos experimentales como las pruebas atómicas secretas bajo el mar, puedan originar o hayan originado movimientos sísmicos que, por otro lado, tienen una historia previa al desarrollo tecnológico.
4 ¿Qué relación tiene el sismo de Japón con el calentamiento global?
Ninguna. La geología tiene sus reglas desde que el planeta se conformó hace 4.500 millones de años y los terremotos se producen por el movimiento aleatorio de las capas tectónicas que chocan y liberan energía, lo que da lugar a los sismos. Quien esbozó la relación con el maltrato humano al planeta fue el ministro boliviano de Comunicación, Iván Canelas, quien atribuyó el terremoto de 8.9 grados en la escala de Richter en Japón al calentamiento global, a la industrialización y a que el mundo no hace caso a las advertencias. Si bien algunos científicos acuerdan con esa postura, Michel Jarraud, secretario de la Organización Meteorológica Mundial, descartó la posibilidad: “Los terremotos representan una característica geológica que no tiene nada que ver con el cambio climático”, explicó. En cambio, sí podrían estar relacionados los tsunamis por el aumento en el nivel del mar por los deshielos.
5 ¿La seguidilla de fenómenos naturales destructivos son una señal de que se acerca el fin del mundo? No hay pruebas de que los eventos naturales destructivos tengan un origen común ni que sean indicio de un final, por más que así lo aseguren algunos movimientos milenaristas.
6 ¿Por qué se da esta sucesión de hechos?
Algunos fenómenos naturales sí tienen causas humanas, como las inundaciónes por la deforestación o el aumento de las lluvias y otras tragedias derivadas del cambio climático originado por el ser humano, pero otros se deben a la confluencia de factores azarosos. Aunque la sucesión pueda provocar pánico, algunos hechos están aislados o son procesos normales del funcionamiento geológico de la Tierra o la falta de previsión.
7 Los sismos de Haití y Chile en 2010 y el del viernes de Japón son un anticipo del apocalipsis que se espera para el año que viene, tal como plantea el film “2012”?
No. De hecho, en su página oficial, la NASA aclara: “Nada malo le sucederá a la Tierra en 2012. Nuestro planeta viene dando vueltas desde hace más de 4 mil millones de años y ningún científico confiable ha encontrado aun ninguna amenaza asoaciada a 2012.
8 ¿El movimiento del eje de la Tierra va a traer consecuencias irreversibles?
No. Como informó PERFIL en su edición de ayer, el eje se desplazó unos 10 centímetros, algo que apenas provocó que el viernes el día acortara en unos microsegundos. El desvío del eje se puede detectar por la agudeza de los instrumentos de que se dispone, como el GPS.
9 ¿Se puede evitar un fenómeno natural? No, y en el caso de los terremotos ni siquiera se los puede predecir. Los científicos apenas pueden estimar que dentro de los próximos treinta años la probabilidad de que un gran terremoto ocurra en la zona de San Francisco es del 67% y del 60% en el sur de California. Es que saben que donde ocurrió un sismo se va a volver a producir otro. Lo que sí es posible es prevenir los daños materiales, con construcciones sismoresistentes o evacuar las zonas cuando se sabe que avanza un tsunami o huracán.
10¿Hay alguna relación entre las explosiones solares y los terremotos?
Ninguna que se sepa. Las explosiones solares pueden dañar las comunicaciones terrestres, sobre todo las que involucran el uso de satélites, pero no afectan a las placas tectónicas.

2 comentarios: