Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina

martes, 25 de agosto de 2009

Los arrecifes de coral

Definición
Un arrecife de coral es una estructura de piedra caliza que proporciona refugio para casi un cuarto de toda la vida marina que hay en los mares. Son hogar de más de 4.000 especies de peces, 700 especies de coral y miles de otras plantas y animales.

Muchas veces confundido como planta o roca, el coral se compone de animales diminutos y frágiles conocidos como pólipos y de los esqueletos de estos cuando mueren. Hay dos tipos de coral: el coral duro, cuya estructura de carbonato de calcio (también conocido como piedra caliza) forma los arrecifes de coral (ej. coral cerebro) y el coral suave, que por su forma y flexibilidad se asemeja más a las plantas.
Un pólipo de coral es el verdadero animal del coral, y juntos por millares forman las colonias de corales. Son parientes invertebrados de las anémonas y medusas.
Estos pólipos usan el carbonato de calcio del agua para formar la estructura de piedra caliza que los protege, son de hábitos nocturnos, por lo que por la noche pueden apreciarse sus pequeños tentáculos cuando están alimentándose.

Reproducción
La reproducción del coral varía dependiendo de la especie. Algunas especies son hermafroditas, produciendo tanto esperma como huevos al mismo tiempo. Otras especies producen colonias de un solo sexo, por lo que una colonia produce solo esperma y otra produce solo huevos.

Formación
Un arrecife coralino está formado por numerosas colonias de coral y diferentes variedades de: algas, esponjas, sedimentos y moluscos. Son estructuras complejas compuestas por muchas capas de pólipos y otros organismos muertos, y sobre ellos una fina capa de pólipos y organismos vivos.
Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más antiguos del planeta. Las primeras etapas de la evolución del arrecife de coral comenzaron hace 400 millones de años. Algunos arrecifes de coral tienen más de 10.000 años.
LocalizaciónLos arrecifes florecen en aguas tropicales donde las condiciones ecológicas favorecen su crecimiento. La temperatura del agua, la salinidad, la claridad del agua y los bajos niveles de nutrientes son los factores que regulan el desarrollo de los arrecifes de corales.
Se estima que los arrecifes de coral cubren una superficie de 600 mil km2 en el Pacífico, el Índico, el Caribe y el Mar Rojo, limitados a zonas tropicales en latitudes inferiores a 30º, entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio, donde la temperatura nunca es menor de 18ºC (también podemos encontrarlos donde fluyen las corrientes cálidas como en Florida y en el sur de Japón). A estas temperaturas hay mayor deposición de CaCO3 necesario para la construcción de los arrecifes. Es por esto que los arrecifes son más comunes en el lado este de los continentes donde las aguas cálidas y las corrientes ecuatoriales son transportadas por los giros de corrientes oceánicas. En términos generales un arrecife puede crecer 1mm por año en la escala vertical y alrededor de 8 mm anuales horizontalmente.
Su desarrollo más importante es en aguas poco profundas y hasta los 12 m, aunque podemos encontrarlos hasta una profundidad de 90 m.
Están restringidos al ambiente marino y no toleran la baja en salinidad, por lo que son poco comunes en costas con desembocaduras de grandes ríos. Es por esto que los arrecifes son raros en la costa este de América del Sur donde desembocan grandes ríos como el Río Amazonas y el Orinoco.
La Gran Barrera de Coral es el mayor arrecife de coral del mundo extendiéndose por unos 2.600 km frente a la costa de Queensland, Australia.







Alimentación
En los tejidos de los corales formadores de arrecifes, viven algas simbiontes (las zooxantelas). Las zooxantelas son algas fotosintéticas que necesitan luz solar. Su concentración puede ser de hasta 1 millón de células por centímetro cuadrado. Por este motivo se encuentran de 25-70m de profundidad en aguas claras. En esta simbiosis mutualista tanto el coral como la zooxantela se benefician. El coral le provee a la zooxantela un ambiente seguro; y además nutrientes tales como dióxido de carbono, fósforo y nitrógeno, componentes de desecho de la respiración celular del coral. A cambio sus hospedadores reciben productos fotosintéticos como oxígeno y moléculas orgánicas provenientes de la fijación de dióxido de carbono y aumentan su capacidad para depositar carbonato de calcio. A su vez los corales utilizan sus tentáculos con nematocistos para atrapar el plancton (zooplancton, o animales microscópicos, y fitoplancton, o plantas microscópicas, que flotan en las corrientes marinas) que está asociado a los arrecifes. Aún así la contribución energética total de la zooxantela es mucho mayor que la obtenida del plancton. Sin esta asociación simbiótica, la riqueza en biodiversidad de diversos grupos de invertebrados y peces que vemos en los arrecifes no sería posible. Las aguas tropicales son pobres en nutrientes pero es aquí donde los arrecifes se desarrollan. En las altas latitudes, con grandes cantidades de nutrientes, se estimula el crecimiento de las algas, las cuales crecen más rápido que el coral y compiten por el espacio en el arrecife. El agua turbia y la sedimentación afectan el crecimiento del arrecife no sólo porque afectan la capacidad de filtración de los tentáculos del pólipo del coral sino por la atenuación de la luz solar en la columna de agua que afecta la capacidad fotosintética de la zooxantela.

Amenazas
Los corales pueden ser amenazados por causas naturales como las olas generadas por los huracanes que azotan a los trópicos, los cambios en la temperatura y la salinidad del agua, la depredación por otros organismos tales como peces, caracoles y estrellas de mar. El crecimiento rápido de las algas en el arrecife puede matar a los corales ya que compiten entre sí por luz y espacio.
El blanqueamiento de corales es provocado por la expulsión de las zooxantelas y se le ha atribuido a pequeños aumentos en la temperatura. Se ha asociado esto a la mortalidad de muchas colonias de corales que en ocasiones parecen recuperarse naturalmente.
La cianobacteria Phormidium corallyticum ataca a colonias de coral de diversas especies. Los filamentos del alga provocan lesiones que facilitan la penetración de bacterias sulfooxidantes que son las que a su vez causan el daño más grave. Se estima que la infección es más probable en aguas poco turbulentas y contaminadas.Pero los corales han evolucionado por millones de años y se han adaptado para defenderse de las causas naturales. La alta fecundidad, la producción de nematocistos, extender sus pólipos únicamente de noche son sólo una muestra de estas adaptaciones.
Hay otras amenazas para las cuales no se han adaptado. Los efectos antropogénicos tales como la contaminación, deforestación, extracción indiscriminada y la sobrepesca son algunos de los factores que podrían desestabilizar el ecosistema.
La contaminación puede afectar de diversas maneras a los corales: Cualquier substancia que afecte la claridad del agua, como el exceso de sedimentación causada por los dragados de las costas, la erosión ocasionada por la deforestación, afectará a las zooxantelas y su habilidad de fotosintetizar. Las aguas usadas y fertilizantes aumentan la cantidad de materia orgánica y por tanto causan eutrificación en el agua. Esto estimula el crecimiento de las algas que al crecer más rápido que los corales asfixian los pólipos y compiten por espacio en el suelo marino con los corales. Los contaminantes por agentes químicos o biológicos pueden ser tóxicos y matan los corales. La descarga de aguas calientes de plantas generatrices de energía es tan letal como cualquier veneno ya que los corales están adaptados a las temperaturas estables del trópico. Los pescadores, buzos y visitantes pueden perturbar al arrecife de vvarias formas: daños provocados por las anclas de sus embarcaciones, tirando basura o alterando el equilibrio de las comunidades al pescar demasiados peces y poner en peligro la capacidad reproductiva de las poblaciones.

ImportanciaLos arrecifes de coral son un recurso valioso con beneficios inestimables:
● Muchos países dependen de ellos para sostener su industria pesquera y su alimentación, ya que sirven de hábitat para muchas especies marinas de consumo humano con gran importancia económica (como meros, chapines, langostas, carruchos, arrayados, colirrubias y pulpos).
● Proveen protección a las costas de la erosión y los embates de las mareas y olas fuertes durante tiempo de tormentas y huracanes.
● Son fuente de recreación y estimulan el turismo, atrayendo millones de buceadores y visitantes por su diversidad, belleza y colorido.
● Los arrecifes también son importantes para el turismo de forma indirecta, por las playas de arenas blancas y rosadas que se forman de los esqueletos de corales, conchas y algas que las hacen tan atractivas para los turistas.
● Modifican significativamente la dirección y velocidad de las corrientes marinas permitiendo el establecimiento de comunidades asociadas a este sistema como las praderas de yerbas submarinas (plantas superiores que producen flores y frutas; por ejemplo la Thalassia) y el manglar.
● Exportan nutrientes a los sistemas terrestres y reciben nutrientes de estos sistemas terrestres.
● En ellos se encuentran muchos animales que son fuente de alimento de otros organismos superiores, formando unas redes alimentarias importantes.
● Extracción para artesanías y joyería: Las especies de coral son utilizadas en el negocio de los ornamentos secos, coleccionados y comercializados como artesanías y joyería. Los adornos de coral y la joyería son a menudo vendidos a los turistas y exportadores.
● Minería para la construcción: En África del Este, sur Asiático y el Pacífico, los corales son extraídos como caliza y material de construcción. Algunas veces los pedazos de coral son también extraídos para ser usados como ladrillos o relleno de carreteras. La arena y la piedra caliza de los arrecifes de coral también son convertidas en cemento para la construcción de nuevos edificios.
Gran valor escénico, por su variedad y diversidad de colores y formas. Son fuente de recreación para muchas personas dedicadas al deporte del buceo
● Extracción para acuarios marinos: El coral vivo es colectado para ser usado por la industria de acuarios marinos públicos y privados.
● Recolección para uso médico: Los científicos mantienen investigaciones constantes en diferentes laboratorios del mundo en búsqueda de productos naturales, es decir, substancias químicas producidas por organismos del arrecife, como esponjas, gorgonios, algas y tunicados, que puedan servir como medicamentos para los seres humanos. Algunos de los medicamentos, como postraglandinas, que se utilizan en la actualidad para el tratamiento de desórdenes hormonales en los humanos, fueron extraídos de corales córneos y esponjas marinas. Luego fueron sintetizados artificialmente en los laboratorios y producidos industrialmente por las firmas farmacéuticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario