Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina

miércoles, 26 de agosto de 2009

"El mar Caribe"

El mar Caribe, llamado poéticamente “el archipiélago de los siete colores” por Félix Martí Ibáñez, es igualmente conocido con la designación de Archipiélago de las Antillas. Comprende las Antillas Mayores (Cuba, Haití, República Dominicana, Jamaica y Puerto Rico), las Antillas Menores y las Bahamas. Las Antillas Menores -igualmente llamadas Pequeñas Antillas- dan forma a un grupo insular que forma una especie de arco, ubicado al sudeste de las Grandes Antillas, que se extienden desde la zona oriental de Puerto Rico hasta la costa este de Venezuela.
Por sus condiciones físico-químicas el mar Caribe posee importantes extensiones de arrecifes de coral y pastos marinos; el 14% de los arrecifes de coral del mundo se presentan en esta zona.
En las aguas tropicales del mar Caribe la temperatura promedio es de 27 °C y no varía más allá de 3 °C. La salinidad es alta entre los meses de enero y mayo y más baja entre junio y diciembre. Hacia el otoño del hemisferio norte la salinidad desciende en el extremo sur este del mar Caribe, esto por las descargas de las cuencas del río Orinoco y el río Amazonas.
Existe una corriente marina principal que atraviesa entre las Antillas Menores y recorre aguas al sur de Puerto Rico y República Dominicana con rumbo hacia el estrecho entre la Península de Yucatán y Cuba para entrar en el Golfo de México. Otras corrientes importantes son el giro entre Nicaragua y Colombia, la corriente dentro del Golfo de México y la corriente de salida del Golfo que pasa por el estrecho de la Florida.

Las intensas gamas de azul del mar Caribe están relacionadas con su limpieza, su profundidad y con las leyes físicas que obedece la luz. Las moléculas del agua absorben de manera selectiva las distintas longitudes de onda del espectro visible. Las ondas de frecuencias cercanas al rojo son absorbidas rápidamente, por eso el agua tiene tonos azulados, complementarios de los rojizos. Las frecuencias azules pueden viajar muchos metros a través de las aguas claras y profundas del Caribe y su dispersión produce el efecto turquesa. Las partículas orgánicas en suspensión también influyen en el colorido, ya que dispersan la luz azul. Pero el magnetizante turquesa no es exclusivo del Caribe. Otras regiones del mundo disfrutan de mares teñidos del mismo color, pero lo que ocurre es que no han sido tan explotadas publicitariamente como los caribeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario