Datos personales

Mi foto
Buenos Aires, Argentina

miércoles, 22 de julio de 2009

Volcán Hudson

Con su nombre, este volcán recuerda a Francisco Hudson, teniente de la Marina Chilena que en el año 1857 buscó el paso a través del istmo de Ofqui y publicó el primer mapa de la península de Taitao. No regresó de su segundo viaje de exploración y no se supo nada ni de él ni de la tripulación de su nave que seguramente naufragó.
El volcán Hudson es un volcán chileno ubicado a 137 kilómetros al sur de Coyhaique, al sur del Puerto Aisén y al norte de los Campos de Hielo Norte, en la XI Región de Aisén del General Carlos Ibáñez del Campo. Es una caldera volcánica activa de estratos que alcanza una altitud de 1.905 msnm. (Latitud: 45.90º S. Longitud: 72.97º W ). Según su erupción es un tipo de volcán: estratovolcano.
En Agosto de 1971, el Cerro de los Ventisqueros o Cerro Hudson, como era denominado hasta entonces, demostró que era en realidad un volcán y despertó destruyendo el valle Huemules, pequeña localidad de la montaña patagónica de Aisén (apenas si algunas cenizas cayeron en Chile Chico y Los Antiguos). También erupcionó en el año 1930.

Su última erupción registrada data del 8 de agosto de 1991. El volcán Hudson es hoy una especie de meseta cubierta de hielos desde la cual se ramifican diversos valles, algunos con glaciares.
La erupción del volcán en 1991
El Hudson entró en erupción violentamente entre el día 8 y el 15 de agosto del año 1991 y permaneció en actividad hasta el 29 de diciembre del mismo año. La erupción afectó a Coyhaique, la laguna San Rafael y los alrededores del lago General Carrera. La explosión fue acompañada por intensas tormentas eléctricas, lluvias torrenciales y un enorme volumen de material volcánico arrojado desde el interior de la tierra hacia la atmósfera. La nube de cenizas que expulsó el volcán se elevó a 8.000 y más metros sobre el cráter, siendo coronada por una gran nube casquete-esférica con frecuentes y luminosas descargas eléctricas. Este conjunto fue inmediatamente transportado por los vientos elevándose progresivamente hasta alcanzar los 12.000 y más metros al ingresar a territorio argentino. Los espesores de ceniza caída sobre el valle cercano al volcán oscilaron entre los 0,45 a 1,20 metros, tratándose de la suma de las diferentes capas que se diferencian en base al tamaño de la tefra (término que involucra a todo el material suelto y de cualquier tamaño eyectado por el volcán). En las cercanías del volcán el material caído alcanzó tamaños de hasta 45 centímetros. Los ríos que existen en la zona del Hudson transportaron un volumen considerable del material expedido, que fue redistribuido al llegar al lago Buenos Aires alcanzando las costas de Los Antiguos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario